Necesitamos con urgencia un nuevo PGOU para Sant Josep

Sant Josep necesita con urgencia  un Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) porque las actuales normas subsidiarias tienen más de 30 años y, por tanto, no están adaptadas a la realidad y hace falta una seguridad jurídica que sí daría el PGOU además de que aportaría un crecimiento urbanístico sostenible para el municipio.

En tema urbanístico, propongo un crecimiento sostenible aprovechando las zonas urbanas y no consumir terreno rústico. Permitiría la edificación de hasta dos viviendas más sobre las viviendas unifamiliares ya existentes con lo que, por ejemplo, en una zona urbana como Sant Jordi, se duplicaría el acceso a la vivienda, sobre todo teniendo en cuenta la emergencia habitacional que se vive en Ibiza.

En relación a la política llevada a cabo esta legislatura por el alcalde socialista Josep Marí Ribas, opino que “se han perdido cuatro años porque Sant Josep ha dejado pasar el tren de la modernización del municipio”. “El actual equipo de gobierno ha dejado que Sant Josep se vaya deteriorando porque se han centrado en hacer solo dos cosas: el colegio de Ses Planes en Cala de Bou y en poner tuberías nuevas pero tras cuatro años aún no tenemos ni colegio ni agua buena en gran parte del municipio”. Asimismo, propongo iniciar un plan de recuperación de la zona urbana de Cala Vadella con el consenso de los propietarios.

Además de que Sant Josep tenga un PGOU actualizado a las necesidades reales y sostenibles del crecimiento urbanístico del municipio, las prioridades de nuestro programa electoral para Sant Josep tendrán como ejes principales “reforzar la asistencia social especialmente en los casos de que haya personas dependientes en el seno de una familia, activar un plan de ayudas a la adquisición de la primera vivienda usada y su reforma, embellecer y mantener las zonas urbanas y las zonas turísticas y reorganizar la Policía Local para lograr un mayor y óptimo aprovechamiento de sus capacidades”.

Sobre movilidad, recuperar la conectividad del centro urbano de Sant Jordi con Platja d’en Bossa, Can Nebot y sa Carroca; así como también dinamizar desde el punto de vista comercial toda la zona de Cala de Bou y renovar sus espacios públicos y, por otro lado, aumentar las instalaciones deportivas en esta zona de Port de Torrent y también en Sant Jordi.

En relación a nuestro modelo turístico, lamento que “Sant Josep está ahora a la cola del turismo de la isla” y lo explico con un ejemplo claro: “Platja d’en Bossa, una de las zonas turísticas más importante de toda la isla, no tiene farolas”.